Embrague Mercedes-Benz: Fallos más comunes y cómo localizarlos

Embrague Mercedes-Benz: Fallos más comunes y cómo localizarlos

¿Por qué tiembla el embrague de mi Mercedes? ¿Será una avería cara de arreglar? El desgaste de un embrague puede manifestarse de diferentes formas, pero el retemblor es, quizá, el síntoma más común.

Sin embargo, no es el único. Hay fallos comunes del embrague de un Mercedes-Benz que son sencillos de detectar y, además, evitar. Podemos notar el pedal del embrague demasiado duro o sentir que el accionamiento del embrague se produce en un punto demasiado alto.

En este artículo trataremos de explicarte cuáles son las averías más comunes del embrague, cómo localizarlas y diagnosticarlas. Estos son los síntomas de una avería en el embrague:

Vibraciones al accionar el embrague

Si al accionar el embrague con el motor encendido y con la palanca en punto muerto detectas un ruido como de carraca, es probable que la avería provenga del volante bimasa.

El bimasa de un Mercedes-Benz o de cualquier vehículo absorbe las vibraciones del motor para que no afecten al resto de componentes de la mecánica. Es una pieza que se encuentra, sobre todo, en vehículos diesel.

Si el bimasa no funciona bien, las vibraciones dejarán de absorberse correctamente y se notarán no solo en el pedal de embrague, sino también en el resto del interior del vehículo: volante, palanca… Las vibraciones típicas que produce una avería del volante bimasa son más grandes con el coche al ralentí y, como hemos dicho antes, en punto muerto. Disminuirán en intensidad con el número de revoluciones del motor.

Si notas cualquiera de estos síntomas en tu Mercedes-Benz podremos hacerte un diagnóstico y un presupuesto para cambiar el volante bimasa.

Pedir cita

Ruido al pisar el embrague

Si notas un ruido continuo a lo largo de todo el recorrido del pedal del embrague en tu Mercedes-Benz, puede ser un síntoma de que uno de los elementos de la cadena cinemática necesite revisión o sustitución.

Por ejemplo, el muelle del resorte del pedal podría estar suelto o mal encajado. La solución en este caso es sencilla: ajustarlo.

Otra causa puede ser que los elementos del pedal de embrague presenten holgura o que alguno de ellos esté desencajado o fuera del lugar donde debería estar.

Si por el contrario, notas un ruido de carraca y únicamente con el embrague pisado y el coche en punto muerto, también puede ser un indicador de una avería en el volante bimasa.

En un taller como el nuestro podremos diagnosticar la avería concreta y actuar únicamente sobre los elementos necesarios para que tu embrague vuelva a funcionar sin ruidos.

Patinaje en el embrague: ¿cómo saber si patina el embrague?

Saber si un embrague patina mientras conducimos es sencillo: el motor sube de vueltas pero la velocidad, por el contrario, no aumenta.

Es fácil de diagnosticar en una cuesta prolongada y con una marcha larga (4ª, 5ª o 6ª) engranada. Si en esta situación pisamos el acelerador y el motor sube de vueltas pero el coche no sube, tendremos seguramente el embrague desgastado.

¿Por qué patina el embrague? Se debe a que el disco no es capaz de friccionar correctamente para acoplarse por completo y pasar toda la potencia del motor a la transmisión.

Si el embrague patina, la única solución es la sustitución del kit completo. En nuestro taller tenemos kits de embrague Mercedes-Benz originales para tu coche con descuento y puedes contactar con nosotros para pedirnos presupuesto.

Pedir presupuesto

Pedal del embrague muy duro

El pedal del embrague debe de resultar firme al tacto, pero nunca excesivamente duro.

La avería más común asociada a un pedal de embrague duro es la del selector. La buena noticia es que tiene una solución sencilla. Muchas veces basta con engrasarlo o limpiarlo.

Pedal del embrague alto.

Si el embrague de tu Mercedes-Benz es de accionamiento por cable, el pedal de embrague alto es un indicativo del desgaste del disco. En los embragues hidráulicos también ocurre, pero el síntoma es mucho menos acusado y difícil de notar.

Cuando existe menos ferodo en el disco de embrague, es necesario mayor recorrido en el pedal para que exista fricción. Por lo tanto, será necesario subir más el pie para hacer funcionar el embrague.

El pedal del embrague se queda abajo

Estás conduciendo y de repente el embrague no vuelve a su posición inicial: tienes que hacerlo con el pie. ¿Es una avería grave? Quizá no tanto.

Si tu embrague es de accionamiento hidráulico, la causa suele ser el bajo nivel de líquido de frenos. Rellenarlo suele bastar para evitar que vuelva a suceder.

Si no es hidráulico, quizá el problema se encuentra en el cable, que se haya roto o dañado gravemente. En ese caso, tendrás que acudir a nuestro taller para que podamos solucionar la avería.

Temblor en el embrague

Si el embrague de tu Mercedes-Benz tiembla cuando arrancas el vehículo, quiere decir que la fricción del disco del embrague no es continua y se acopla a intervalos.

Lo primero que podemos pensar es que el disco empieza a llegar al final de su vida útil. En este caso, el ferodo estará gastado de manera desigual y la fricción ocurrirá sólo en las zonas que queden sin desgastar por completo.

Ahora bien, si tu Mercedes-Benz es nuevo o acabas de empezar a conducirlo, quizá aún no tengas cogido el punto al embrague. Cada coche tiene un tacto diferente, y hacerse a él es un proceso que cuesta un tiempo y conducir unos kilómetros.

Como se suele decir coloquialmente, coger el tranquillo a los pedales no es instantáneo. Si estás acostumbrado a una mecánica diesel, el mayor par provoca que la salida sea casi instantánea al levantar el embrague. Sin embargo, un motor gasolina requiere un mayor número de revoluciones para iniciar la marcha y hacerlo de manera suave.

No obstante, si tienes cualquier duda sobre el funcionamiento del embrague de tu Mercedes-Benz o crees que el sistema pueda tener una avería, en Alhambra Servicios estaremos encantados de atenderte. Uno de nuestros técnicos diagnosticará el problema para que sigas disfrutando de tu vehículo sin preocupaciones. Solo tienes que pedir cita previa en nuestro Taller Autorizado Mercedes-Benz.

Cita previa