9 inventos de Mercedes-Benz además del automóvil

9 inventos de Mercedes-Benz además del automóvil

Todos los coches creados por Mercedes-Benz siempre han sido modernos, elegantes y equipados con la última tecnología disponible.

Pero no han sido simplemente sus coches los que han llevado a la marca germana a ser un referente del mundo de la automoción. A continuación, recopilamos todos los hechos e invenciones que han convertido a Mercedes-Benz en uno de los fabricantes de automóviles más innovadores de la historia.

El primer coche de Mercedes-Benz

Probablemente fue Karl-Benz el inventor del primer coche sobre la Tierra. Fue en 1886 cuando este inventor e ingeniero quiso patentar un "vehículo activado por un motor alimentado por gasolina", conocido con el nombre de Motorwagen. Era un vehículo de tres ruedas propulsado por un motor de un único cilindro colocado en la parte posterior y cuya velocidad máxima era de 400 rpm.

Bertha Benz, su mujer, fue quien financió el proyecto.

El híbrido de Mercedes-Benz

Aunque la aparición de los coches híbridos parece algo reciente, fue en 1906 cuando Mercedes-Benz creó su primer vehículo híbrido. El primer modelo realmente híbrido de la marca de la estrella estaba integrado por un motor de gasolina y una dinamo que enviaba la electricidad a los motores integrados a los cilindros de las ruedas.

El motor era capaz de producir entre 30 y 35 caballos de potencia.

La suspensión de Mercedes-Benz

Si hay que hablar de mejoras para la conducción, es indiscutible que Mercedes-Benz siempre ha ido un paso por delante en avances tecnológicos.

De hecho, la primera suspensión independiente a las cuatro ruedas fue creada por la marca de la estrella en 1931. Un equipamiento que se integró en el 170 de Mercedes-Benz. Cada rueda era capaz de reaccionar de manera autónoma, un hito para aquella época.

Además, en ese mismo modelo se incluyó el sistema de frenado hidráulico lo que convirtió al Mercedes-Benz 170 en un referente en cuanto a seguridad y rendimiento.

Mercedes-Benz y los motores diesel

En 1936 Mercedes-Benz creó el modelo 260D, primer automóvil en utilizar una motorización diesel. El modelo 260D fue presentado en Berlín, en el salón del automóvil como parte de la serie W138. Concretamente, este coche montaba un motor OM 138 de cuatro cilindros de 2,6 litros que a 3.200 rpm enviaba 45 CV. ¿El gran avance? Este modelo consumía un 30% menos de carburante que su equivalente de gasolina.

Mercedes-Benz: la seguridad automotriz

El sistema de bloqueo de las puertas con seguro cónico también fue una invención de la marca germana. En 1949 Mercedes-Benz diseñó este sistema para evitar que las puertas se abrieran en caso de colisión, un elemento crucial en la mejora de la seguridad pasiva.

La mariposa de Mercedes-Benz

El emblemático 300 SL, conocido también como la mariposa, fue el primer coche producido en serie equipado con un motor de inyección directa. Esto significa que la gasolina entra directamente en los cilindros en vez de hacerlo en los orificios de admisión en el cuerpo de mariposa.

No sólo era un coche con un diseño exclusivo y tecnología avanzada para su época (1954-1957), sino que el SL también era increíblemente rápido. El toque más icónico de este modelo eran sus puertas que se abrían hacia arriba (de ahí que fuera conocido como la mariposa).

Mercedes-Benz: el área deformable del coche

Béla Brényi, ingeniero de Mercedes-Benz, fue un visionario en materia de seguridad pasiva del automóvil.

Gracias a él existe una superficie deformable en el coche creada para absorber la energía en caso de colisión. El primer vehículo equipado con esta tecnología fue el Mercedes W111 en 1959. Con el tiempo, esta estructura de deformación programada se convirtió en un elemento imprescindible en todos los modelos de la cadena de producción.

Hoy en día es un concepto extendido a toda la industria de la automoción.

Los frenos ABS

¿Sabías que el sistema de frenado antibloqueo (ABS) fue creado exclusivamente para la Clase S? Este invento nació en 1978, gracias a la colaboración con el proveedor de piezas automotrices Bosch. El constructor automotriz alemán explicó que el objetivo de estos frenos era ayudar al conductor a "conservar el control en caso de un frenado intenso, evitando así el bloqueo de las ruedas".

El Papamovil

Durante las últimas décadas el fabricante alemán ha diseñado diferentes coches exclusivos para diferentes pontífices.

El primer papamóvil fue un regalo al Papa Pio XI, un Nürburg 460. El Papa Pio XI solo lo utilizó para dar una vuelta por los jardines del Vaticano. Se había personalizado el diseño utilizando una tapicería en seda de color púrpura y un lujoso trono giratorio. Podía alcanzar una velocidad de 100km/h y en la actualidad se encuentra en el museo de la Santa Sede.