Consejos mantenimiento Mercedes

Consejos mantenimiento Mercedes

Desde la sencilla sustitución del limpiaparabrisas a la revisión de niveles, hay varias operaciones que puedes hacer tú mismo para el mantenimiento de tu coche.

La realidad es que los coches actuales permiten un mantenimiento doméstico muy básico. De hecho, si el vehículo está en garantía nuestro consejo es no tocarlo para no afectar a la garantía de la misma. Aun así, hay una serie de mantenimientos que todo conductor debe conocer y realizar en su coche:

Revisar los neumáticos

Uno de los grandes errores que cometemos la mayoría de los conductores es olvidar hacer una revisión de los neumáticos antes de realizar un viaje largo.

Para comprobar el estado de los neumáticos es imprescindible conocer la profundidad mínima del neumático. Gira las ruedas delanteras hasta que veas todo el neumático. Así podrás comprobar si la profundidad del dibujo tiene más de 1,6 milímetros (norma general) y que no esté más gastado por un lado que por otro. Un sencillo truco es sujetar una moneda de 1 euro lateralmente en uno de los surcos, si se ve la parte dorada es hora de cambiar los neumáticos.

Además, también es importante revisar la presión de las ruedas por seguridad y por consumo.

Medir el nivel de aceite

El aceite es uno de los componentes más importantes del coche ya que permite que las piezas del motor, entre otras, no se dañen debido a la fricción y el tiempo.

Para revisar el nivel de aceite es importante estacionar el coche en un lugar plano. Saca la varilla del aceite (suele tener una arandela amarilla o naranja), límpiala y vuelve a introducirla en su sitio. Para saber si el nivel de aceite del coche es el correcto bastará con extraer la varilla de nuevo. Hay que observar que el aceite se encuentra entre las muescas que marcan los niveles mínimo y máximo.

Si el aceite es nuevo es normal tener que poner la varilla al trasluz para poder ver la medición. A la vez que se revisa el aceite es buen momento para comprobar el resto de líquidos. Solo con un examen visual se puede inspeccionar alguna posible fuga en el líquido de frenos, que es de color negro, o en el líquido de la dirección, que tiene un volante grabado.

Limpiaparabrisas, una vez al año

¿Sabías que los limpiaparabrisas son esenciales para una conducción segura? Además, tener unas escobillas en mal estado reducen la visibilidad al volante, pueden llegar a rayar el parabrisas y aumentan la fatiga al volante por la pérdida de visión nítida.

Sustituir un juego de limpiaparabrisas es muy sencillo. Para ello lo primero será poner el brazo del limpiaparabrisas en vertical. El siguiente paso será retirar la escobilla deteriorada. Suele haber una pestaña o pequeño botón para anclarlas y desanclarlas. Es el momento de retirar la goma vieja y colocar la nueva en la misma posición.

Es una operación muy sencilla que debería hacerse todos los años.

Líquido limpiaparabrisas

Ya sabemos el riesgo de una conducción con mala visibilidad, por lo que la elección de un buen limpiacristales no se puede dejar al azar. Además, acorde al mantenimiento del coche, es necesario limpiar cada cierto tiempo las boquillas de los limpiacristales por donde sale el líquido.

No uses fórmulas magistrales propias como agua con detergente porque estropearías o atascarías el circuito y además se puede congelar en invierno.

Los filtros caducan

El mantenimiento de los filtros del coche es una de esas acciones inaplazables para el coche. Por eso es importante controlar la última vez que se han sustituido y cumplir las especificaciones de caducidad del fabricante.

De forma general todos los vehículos llevan: filtro del aceite, filtro del aire, filtro de combustible y filtro de polen.

Estos filtros sirven para evitar que las impurezas y partículas dañinas puedan llegar al motor o al habitáculo. La operación del cambio de los filtros deben hacerla profesionales en un taller autorizado.

Batería, en forma

La batería es una de las principales causas de averías en los coches, a partir del cuarto año debes pensar en cambiarla, especialmente en climas fríos. Los principales indicativos para detectar un fallo en la batería son:

  • Los bornes están sucios y oxidados.
  • Cuesta arrancar el coche, sobre todo por las mañanas y en invierno.
  • Tiene poca tensión. En reposo, la batería debería tener 12,5 voltios como mínimo.
  • Algunos sistemas electrónicos dan fallos puntuales. La radio, las luces, los elevalunas…

De nuevo recomendamos centros especializados para la sustitución de la batería.

¿Y la caja de fusibles?

Los fusibles del coche están diseñados para proteger el sistema eléctrico del sobrecalentamiento. Antiguamente era muy habitual que se fundiera un fusible. De hecho, los coches venían con una caja de repuesto para sustituirlos por colores. Ahora es una avería muy poco frecuente. Debido a la alta cantidad de sistemas eléctricos que equipan los coches actuales, esta avería se debe arreglar en un taller especializado.

Bombillas, no muy fácil

En carretera es esencial ver y ser vistos por los demás conductores y peatones. Por lo tanto, es importante comprobar que las bombillas iluminan correctamente y que están colocadas a la altura justa para alumbrar sin deslumbrar. Es posible que durante una simple revisión óptica nos demos cuenta de que alguna bombilla está fundida o que no iluminan con la potencia que debería.

Sea como fuere, no será sencillo cambiar una bombilla en todos los coches, solo los menos modernos montan luces halógenas.

En este caso, la dificultad está en el desmontaje del faro o en el tipo de luces. Con faros led o xenón lo mejor será acudir a un taller especializado.

Aceite, ¡no te manches!

Cambiar el aceite en la vía pública es un delito, aunque antiguamente era más habitual descarta hacerlo. Únicamente controla el nivel y el tiempo que hace que no lo has cambiado según lo especifique el fabricante.

La consecuencia general de un lubricante en mal estado es que las piezas metálicas del motor se desgastan con mayor rapidez. Además, la suciedad se va acumulando en el filtro y este termina por taponarse.

La consecuencia más grave, en todo caso, sería un aumento elevado de la temperatura, que podría dañar gravemente el motor.

Se constante

Lo más barato es el mantenimiento constante de tu coche.

Un buen mantenimiento:

  • Alarga la vida útil del vehículo
  • Reduce el riesgo de averías
  • Aumenta el valor residual del coche
  • Mantiene en perfecto estado la seguridad del vehículo

Solicita cita previa en nuestro taller con los mejores profesionales y la garantía que solo Mercedes-Benz ofrece.

Cita previa