Merecedes-Benz Concept GLB

Merecedes-Benz Concept GLB

Así de amplio y robusto puede ser un SUV compacto.

Mercedes-Benz presenta el Concept GLB aprovechando la feria de Shangai 2019. A diferencia del GLA, cuya avanzada silueta con aire de coupé es una promesa de placer de conducción, el concept GLB es una apuesta por la habitabilidad y la robustez.

El prototipo (longitud/anchura/altura: 4,63/1,89/1,90 metros) se distingue por su batalla larga de 2,83 metros, lo que permite habilitar en su interior asientos para siete personas. Además, incluye un conjunto de detalles que refleja la concepción robusta del Concept GLB y su afinidad por las pistas sin asfaltar.

"La pregunta que nos planteamos era si existe margen para ampliar nuestra oferta de SUV con un modelo posicionado entre el GLA y el GLC. La respuesta es el Concept GLB", apunta Britta Seeger, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG responsable de Ventas de Mercedes-Benz Cars.

Un diseño exterior que acentúa los genes de SUV

El amplio frontal con los llamativos faros MULTIBEAM LEAD acredita el código genético todoterreno, al igual que los voladizos cortos delanteros y traseros. La batalla larga y el funcional habitáculo son la clave del generoso espacio, con plazas de asiento para un máximo de siete personas.

Desde la vista lateral, se aprecian los hombros musculosos y el trazo ascendente de la línea de cintura que subraya la armonía del concepto desde cualquier ángulo. Las puertas prolongadas hacia abajo están diseñadas para aumentar el confort de los pasajeros al subir y bajar del vehículo. Los revestimientos que envuelven los pasarruedas aportan estructura a las proporciones de la carrocería y potencian su carácter de todoterreno.

Elementos que lo hacen idóneo para el mundo OFF-ROAD

El prototipo muestra llamativos elementos adicionales que refuerzan su carácter robusto. Por ejemplo, las dos viseras que nacen del marco del techo delante y detrás. En ellas se integran faros LED para iluminar el entorno y como ayuda para la orientación por terrenos sin pavimentar.

Otros elementos característicos serían las barras longitudinales para el techo que acaban en forma de arco delante y detrás, el portaequipajes fijo del techo y los neumáticos con tacos para la conducción sobre terrenos accidentados se montan sobre llantas de 17 pulgadas en acabado bicolor.

Un habitáculo espacioso con acabado artesanal

El diseño interior del Concept GLB asume el canon estético de los nuevos modelos compactos de Mercedes-Benz. Los asientos, el tablero de instrumentos y los paneles de las puertas están revestidos en parte en napa, en parte en cuero de nobuk. En ambos casos, el color dominante es el marrón castaño. En algunos puntos se añaden franjas de adorno y costuras de color naranja, unificándose de esta manera con el contraste cromático del diseño exterior.

Los elementos de adorno de madera del tablero de instrumentos y de la consola central son de madera de nogal de poros abiertos. Estos paneles de raíz de nogal están fabricados en una estructura fresada en panal de abeja, difuminada en los extremos.

Además, los dos asientos individuales de la tercera fila pueden ocultarse completamente, ampliando así el maletero sin renunciar a un diseño limpio y depurado.

El tablero de instrumentos combina MBUX con elementos de todoterreno

La arquitectura básica del tablero de instrumentos es similar a la de la Clase B. Por delante del conductor se encuentra el puesto de conducción widescreen, y para el manejo y visualización se hace uso de Mercedes-Benz User Experience, MBUX. Una novedad son los elementos tubulares propios de un todoterreno en aluminio, que ponen el punto final al diseño de la parte inferior del tablero de instrumentos.

Propulsado por un motor de cuatro cilindros sobrealimentado con 224CV

El Concept GLB equipa el motor de gasolina de cuatro cilindros M 260 en combinación con un cambio de doble embrague 8G-DCT. La potencia máxima asciende a 224 CV, y el par motor máximo, a 350Nm.

El bloque motor de fundición inyectada se distingue por el tratamiento de los cilindros por bruñido cónico CONICSHAPE, denominado por los ingenieros también como "bruñido en forma de trompeta". Se trata de un ensanchamiento del diámetro de la parte inferior de la camisa del cilindro que tiene como finalidad minimizar el rozamiento de los pistones y reducir el consumo. De ello resulta una forma cónica, similar al pabellón de una trompeta.

Se emplean además un nuevo aceite de baja fricción y segmentos optimizados en los pistones para reducir aún más las pérdidas por fricción.

En la culata de aluminio para cuatro válvulas por cilindro se encuentra el mando variable de las válvulas CAMTRONIC, que permite un reglaje en dos niveles de la carrera de las válvulas en el lado de admisión. De ese modo entra menos aire en las cámaras de combustión y se originan menos pérdidas en el ciclo de admisión y escape.

En márgenes de carga más altos, el mando regulador amplía de nuevo la carrera de las válvulas para lograr un despliegue máximo de la potencia del motor.

No podría faltar: tracción integral 4MATIC

El Concept GLB está equipado con el sistema de tracción integral permanente 4MATIC con distribución completamente variable del par. Esto se traduce en la flexibilidad de poder influir en el comportamiento deportivo del coche accionando el interruptor DYNAMIC SELECT.

Durante la conducción en el modo de carretera se elige para el programa Eco/Comfort una distribución de 80:20 entre el eje delantero y el eje trasero. En el modo Sport, esta relación es de 70:30. En el modo para todoterreno, en cambio, el embrague de discos de la tracción integral asume la función de un bloqueo longitudinal, y la distribución básica de la fuerza es equilibrada, 50:50.

En definitiva, el Concept GLB es un SUV práctico y resistente que no renuncia a las dimensiones compactas. Idóneo tanto para los que buscan un coche amplio para la familia con siete plazas, como para aquellos que buscan un versátil acompañante para sus actividades de ocio.